Mujer embarazada

3 razones por las que hacer fisioterapia estando embarazada

El embarazo y el parto afectan de manera significativa a la salud pélvica de la mujer, con lo que un fisioterapeuta preparado en salud pélvica es parte integral del aparato de atención prenatal y posparto de cualquier mujer por lo que tenemos que hablar de la fisioterapia embarazada. Las mujeres embarazadas y las que están en el posparto tienen la posibilidad de favorecerse de una evaluación de la salud del suelo pélvico para advertir dolencias recurrentes.

Fisioterapia en el embarazo

Estas son algunas de las razones por las cuales las mujeres deberían ir a este tipo de especialistas durante el embarazo

Los fisioterapeutas tienen la posibilidad de trabajar con las mujeres para asistirlas a elaborar su cuerpo para el embarazo, lo que incluye garantizar que el cuerpo esté alineado y listo para llevar un bebé. Si el cuerpo ahora está compensando lesiones precedentes, el embarazo puede añadir mucho más tensión y mal. La fisioterapia asimismo puede educar a las mujeres embarazadas a efectuar apropiadamente los ejercicios de Kegel, que asistirán a hacer mas fuerte el suelo pélvico como preparación para el parto.

Los ejercicios de Kegel consisten en contraer y relajar reiteradamente los músculos del suelo pélvico.

3 Motivos por los que realizar fisioterapia estando embarazada

El embarazo puede pasar factura al cuerpo de la mujer y complicar la realización de las tareas diarias. Las futuras mamás deberían estimar este tipo de ejercicios pues puede realizar lo siguiente:

1) Calmar el mal lumbar – Precisamente la mitad de las mujeres embarazadas experimentan mal lumbar, según el NCBI. Una de las maneras en que esto puede perjudicar a su calidad de vida es afectando a su aptitud para reposar bien durante la noche. El mal de espalda y lumbar se puede curar y mejorar con unas sesiones de este tipo de ejercicios.

2) Fortalecimiento y educación del suelo pélvico – El cuidado del suelo pélvico es muy importante en el embarazo, y es algo que se puede cuidar desde la fisioterapia en la fisioterapia para embarazadas. Te enseñarán a hacer ejercicios que lo fortalecerán y educarán para lo que viene más adelante y prevenir futuros problemas.

3) Minimizar el descolgamiento de los abdominales – El descolgamiento de los abdominales se genera en el momento en que los abdominales empiezan a estirarse conforme el bebé crece, ocasionando una separación entre los músculos abdominales. Puede presentarse como una cúpula o un aspecto voluminoso en la barriga y es común a lo largo del embarazo. Alguna separación es habitual, pero es viable eludir una separación extrema a lo largo del embarazo. Un especialista de este tipo puede enseñarte ejercicios para hacer mas fuerte los músculos abdominales profundos y el suelo pélvico, y trabajos que tienes que evitar para impedir la separación abdominal o descolgamiento.

Llevar a cabo estas recomendaciones a lo largo del embarazo te va a ayudar a prosperar tu recuperación tras el parto.

Además hay otros motivos por los que acudir a este tipo de especialistas estando embarazada, aparte del suelo pélvico (para prevenir la debilidad y mantener el tono muscular), que son temas de traumatología varios (no es raro sufrir algún esguince o torcedura de tobillo, tu cuerpo está preparándose para mucho estiramiento), hipopresivos (que también te ayudarán con el suelo pélvico y la faja abdominal), y por último no olvidemos los motivos de bienestar, es decir un masaje relajante para disfrutar y pausar, para relajar el cuerpo y mente.

Te recomendamos siempre recurrir a un profesional fisioterapeuta para todos estos casos, ya que estando embarazada hay que recurrir a ciertas precauciones que es mejor tener en cuenta para evitar posteriores disgustos. Si algo te duele fuera de lo normal o tienes molestias en la sesión coméntaselo al que te está tratando.

Scroll to Top